Ver los problemas como retos

Ver los problemas como retos y no como fracasos

 

Ver los problemas como retos y no como fracasos: Si no analizamos y cuestionamos lo que nos rodea, siempre estaremos dando vueltas en círculos y volviendo al mismo punto, eso significa tropezar de nuevo con la misma piedra. Para superarlo, debemos estar atentos a lo que nos enseña el recorrido, para ello debemos ver los problemas como retos y no como fracasos.

La forma como vemos los problemas define cómo los enfrentamos, por lo que si seguimos viendo las adversidades desde la misma óptica no podremos tener resultados diferentes.

¿Qué son los problemas?

Podríamos decir que los problemas son obstáculos en el camino de la vida, creados por nosotros mismos, muchos de ellos para aprender  y  avanzar en el cambio hacia una nueva conciencia, más abierta y conectada con nuestro verdadero ser, aquel que vive dentro de nosotros.

Tres pasos para comprender la nueva consciencia:

Somos creadores de nuestra realidad:

Reconocer los problemas y saber que ellos son parte de nuestra vida es un gran avance,  comprender que ellos no son un castigo sino la lección que debemos aprender para ser mejores personas, más conscientes y espirituales.

Somos la solución a nuestros problemas:

Así como somos los creadores también somos los solucionadores de nuestros problemas, para ello les sugiero utilizar las siguientes herramientas que están dentro de cada uno, ellas son un apoyo que nos permite ver los problemas como retos y no como fracasos.

Generar pensamientos y sentimientos positivos: Atraemos lo que pensamos, entonces por qué empecinarse en atraer preocupación y tristeza a nuestra vida, pudiendo pensar en lo que más nos gusta y deseamos de corazón.

Cambiar de actitud: Si los problemas vienen a darnos una lección porque debemos siempre enfrentarlos de la misma manera, es allí donde nuestras creencias nos juegan una mala pasada. Analizar los problemas desde otro punto de vista nos permite enfrentarnos a las situaciones con una nueva actitud, la cual debe ser siempre positiva.

Toma de decisiones:

Ante cualquier problema siempre hay dos decisiones importantes que analizar. La que nos hace sentir mal, es aquella que nos genera intranquilidad y remordimiento, o la que nos hace sentir bien, es aquella que nos da una sensación de liberación y nos transmite alegría en nuestro corazón.

Ver los problemas como retos y no como fracasos es una gran lección de vida, si lo conviertes en hábito será una manera extraordinaria de decirte siempre ante cualquier situación adversa: Sí  puedo…

 

Resumen del libro Senderos de Sabiduría

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *