mejorar tu rendimiento

¡Todos los días!

 

Si hubiera un «secreto» para mejorar cualquier área de tu vida, mejorar tu rendimiento o incluso que sea la puerta para que tu porvenir sea exitoso, ¿te  gustaría conocerlo?

«Entreno religiosamente, TODOS LOS DÍAS». 

“La Monja de Hierro”

La respuesta es tan simple, que apenas se puede comprender que el ser  humano en general no se percate de su existencia y lo ponga en práctica de  manera habitual.

El “secreto” en sí, es que «si haces algo TODOS LOS DÍAS, se vuelve parte de  tus hábitos cotidianos y por ende lo harás TODOS LOS DÍAS».

Mi padre me aconsejaba: “los hábitos son algo que te acompañarán TODOS  LOS DÍAS de tu vida, de modo que de ti depende que sean positivos o  perniciosos”

 

En su caso, nunca tuvo oportunidad de estudiar formalmente dado que nació  en un pueblito de la Mixteca Poblana; al llegar a la capital se propuso asistir  de oyente a las clases de Derecho que se impartían en el Colegio del Estado  ya casi para convertirse en Universidad de Puebla.

Varias veces me comentó que estudiaba y practicaba los términos de las  diferentes asignaturas TODOS LOS DÍAS y que practicaba con escritos básicos  sobre demandas de tipo mercantil, penal, civil o de cualquier otro tipo TODOS  LOS DÍAS, analizando cada caso y visitando los juzgados para aprender de  primera mano los secretos de la abogacía y así, TODOS LOS DÍAS hasta que  los dominó.

Debido a que a menudo vencía en los tribunales a oponentes titulados y con  mayor rango, entre sus amigos se ganó el apodo de “El Tierno”, dado que, a  pesar de su aspecto juvenil, su aparente novatez y no contar con un título  universitario, sus oponentes no podían creer que perdieran continuamente sus  casos ante él.

Durante su vida profesional fungió como Juez calificador, Alcaide de las  Cárceles Municipales y se hizo de cierta fama al ganar casos peliagudos que  parecían no tener salida, simplemente practicando TODOS LOS DÍAS lo que  aprendió en su juventud.

A estas alturas, ya te puedes comenzar a imaginar hacia dónde se dirige esto. Déjame darte otro ejemplo que tiene que ver con la frase del inicio.

“La Monja de Hierro” o la “Monja Ironman” son los motes con los que es  conocida Madonna Buder, una religiosa nacida en San Luis, Missouri, hace 90  años. En Agosto de 2021 cumplirá 91. En el circuito “Ironman”, entre los  corredores populares, es conocida, admirada y respetada.

No sólo porque alguien de su estatus -monja de clausura durante muchos  años- se atreviera con una de las disciplinas más duras del planeta, sino  porque su rendimiento deportivo dejó asombrada a la comunidad del triatlón:  es la persona con más edad, 82 años, en cubrir la distancia “Ironman”, de  hecho, le sobró media hora para librar el fuera de control.

A los 52 años se atrevió con su primer triatlón. La experiencia fue maravillosa  para ella. Tanto que sólo tres años más tarde, a los 55, completó su primera  distancia “Ironman”: 3,8 kilómetros a nado, 180 kilómetros en bicicleta y la maratón.

Cada vez que le preguntan cómo lo consigue, la monja corredora mezcla con  buen humor sus dos pasiones: «Entreno religiosamente, TODOS LOS DÍAS».

Y así debe ser, porque desde entonces ha corrido 400 triatlones en diferentes  distancias, pero le ha cogido el gusto al “Ironman”, que ya ha completado 50  veces.

Ahora, ¿ya te queda claro cuál es ese secreto?

¿Qué crees que pasaría contigo si comenzaras a practicar lo que tienes en  mente TODOS LOS DÍAS, en lugar de solo los días en que te sientes genial?»

Es decir, no solamente cuando te apetezca, no solamente cuando tengas  tiempo libre, no cuando se te ocurra o te llegue la inspiración, sino, TODOS  LOS DÍAS.

¿Te das cuenta de que el secreto reside en tres palabras poderosas? ¡TODOS  LOS DÍAS!

Esa es la fórmula secreta para salir de tu zona de confort y mejorar tu  rendimiento.

Si solo cepillaras tus dientes una vez a la semana, ¿qué tan saludables crees que serían?

No creo que serían saludables para nada, ¿verdad?, de modo que, cepillas tus  dientes TODOS LOS DÍAS.

¿Por qué no ponerle la misma atención a tu éxito? ¡TODOS LOS DÍAS!

Si comienzas a practicarlo TODOS LOS DÍAS, entonces lo conviertes en un  hábito que se convertirá en parte de ti

Por otro lado, si estás esperando que sea 1° de Enero o que todo sea perfecto,  nunca empezarás.

De manera que, toma una decisión, sé valiente y comienza a poner en práctica  lo que sea que quieras hacer; no olvides que esto implica el compromiso de  ser persistente, perseverante y hacerlo con pasión, ¡TODOS LOS DÍAS!

Winston Samuel Ojeda – Historia de Exito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *