Frases de Rumi

Frases de Rumi

 

Frases de Rumi. Célebre poeta místico musulmán persa​ y erudito religioso que nació el 30 de septiembre de 1207 en Balj, en la actual Afganistán.Ha tenido una significativa influencia en la literatura persa y sus poemas estan llenos de sabiduria.

Frases de Rumi

Purifica tus ojos y mira la pureza del mundo. Tu vida se llenará con radiantes formas.

La belleza nos rodea pero usualmente necesitamos estar caminando en un jardín para notarlo.

Naciste con alas. ¿Por qué prefieres arrastrarte por la vida?

Más allá de las ideas del bien y del mal, existe un campo. Allí nos encontraremos. Cuando el alma se acuesta en esa hierba, el mundo está demasiado lleno para hablar.

Deja que la belleza de lo que amas sea lo que haces.

Siembra el amor de los santos dentro de tu espíritu; no entregues tu corazón a nada salvo al amor de aquellos de corazones alegres.

Las heridas son el lugar por donde entra la luz en ti.

Sé una lámpara, un bote salvavidas o una escalera. Ayuda a sanar el alma de alguien. Sal de tu casa como un pastor.

Nacemos del amor; El amor es nuestra madre.

Ven aquí donde las rosas se han abierto. Deja que el alma y el mundo se conozcan.

A través del amor todo lo amargo será dulce, a través del amor todo lo que es cobre será oro, a través del amor todos los sedimentos se convertirán en vino, a través del amor todo el dolor se convertirá en medicina.

El jardín del amor es verde sin límite y produce muchas frutas distintas de la tristeza o la alegría .El amor está más allá de cualquier condición: sin primavera, sin otoño, siempre está fresco.

El silencio es el lenguaje de Dios; lo demás es una pobre traducción.

Deja de actuar tan pequeño. Tú eres el universo entero en movimiento.

No te sientas satisfecho con las historias, con cómo le ha ido a los demás. Revela tu propio mito.

Esto es amar: volar hacia un cielo secreto, causar que cien velos caigan cada momento. Primero dejar ir la vida. Finalmente dar un paso sin pies.

Hay una canasta de pan fresco que llevas sobre tu cabeza y aun así vas de puerta en puerta mendigando migajas.

Quiero cantar como los pájaros cantan sin preocuparme por quién oye o lo que piensan.

Mi alma es de otro lugar, estoy seguro de eso, y tengo la intención de terminar allí.

Todos han sido hechos para algún trabajo particular y el deseo por ese trabajo ha sido puesto en cada corazón.

Sé agradecido con quien venga porque cada uno ha sido enviado como un guía del más allá.

No te aflijas. Cualquier cosa que pierdas, regresa con otra forma distinta.

Una libertad secreta se abre a través de una grieta que apenas se puede ver.

Guárdate de que el adorno te aparte del camino recto, y de que la falsa imaginación te arroje al pozo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *