Comenzar Temprano

Comenzar Temprano

Comenzar Temprano. Cuando tenía entre veinte y treinta años de edad, mi asistente me dio un libro para mi cumpleaños. El libro no tenía nada, sus páginas estaban en blanco.

En la nota que acompañaba este regalo, mi asistente ofrecía un consejo maravilloso. El regalo de su mensaje decía: “John, establece quién eres y en lo qué crees, y después llena estás páginas.”

En otras palabras; ella me estaba animando a desarrollar temprano mi filosofía de vida – y ponerla en papel para que nunca lo olvidara. ¿Qué era realmente importante para mí? .¿Qué era por lo que yo podía morir?. ¿Qué no era negociable; y qué era opcional en mi carrera; y en mis relaciones interpersonales?. Mientras más temprano estableciera todo esto; mejor sería para mí.

Como lo entendiera mi asistente; existe un tremendo valor en comenzar temprano – cuando se trata tanto de determinar su visión panorámica y actitud acerca de la vida como en muchas otras áreas. Cuando se es joven; es difícil imaginar que tan importante es esto – piensas que tienes toda una vida por delante para descifrarlo todo. Tal vez, pero – de dos personas que tienen las mismas condiciones – una persona que sale rápidamente de su ambiente cotidiano tiene infinitamente más potencial para el éxito que una persona que no lo haga.

Cuando tenía 40 años, hice una lista de 10 cosas prácticas y poderosas que todo líder joven deberá haber hecho temprano en su vida – por lo menos para el momento en que cumpla los 40 años. Ya hemos discutido una de ellas: “Desarrollar una Filosofía de Vida.” En esta edición de Leadership Wired, cubriré cuatro más, y en la próxima completaré la lista. Aquí vamos:

Conózcase a sí mismo:

Esto no es ningún misterio filosófico; es muy sencillo. Conocerse a sí mismo significa conocer con precisión sus fortalezas y debilidades. Esto quiere decir, saber lo que usted hace y no hace bien. Así usted podrá trabajar en su zona fuerte, donde reposa de manera más significante su oportunidad de crecimiento, lo opuesto a enfocarse en su zona débil, donde usted solo encontrará frustración y estancamiento.

Ordene su vida familiar:

Identifique los aspectos que están afectando su familia y piense en como resolverlos. El matrimonio siempre requiere trabajo y dedicación, pero es muy triste cuando dos personas de 40 años de edad, después de 18 años de casados, estén todavía batallando con los mismos problemas de pareja que tuvieron al principio de su matrimonio. Puede que usted no resuelva completamente todos los aspectos; usted y su pareja tienen que acordar en estar en desacuerdo en algunos puntos. La clave está en que ambos se sientan cómodos con sus diferencias.

Determine sus prioridades:

Para cuando usted cumpla 40 años de edad, usted ha debido establecer sus prioridades. Usted debería saber cómo quiere pasar el tiempo y a qué quiere dedicarse en la vida. La siguiente declaración, la cual he llevado en mi maletín durante años, resalta la importancia de esto:

“Aquel que busca una cosa puede esperar alcanzarla antes de que termine la vida. Pero aquel que busca todas las cosas dondequiera que va, sembrará a su alrededor de manera dispersa, una cosecha de pesares estériles.”

Prepárese físicamente:

Temprano en la vida, las personas sacrifican su salud por hacerse una fortuna; más tarde en la vida, ellos ceden su fortuna para recuperar su salud. Así es como a menudo funciona. No digo que usted tenga que estar preparado para correr en un maratón. Ejercítese y póngase en una forma aceptable. No lo posponga; comience hoy. Créame – cualquier sacrificio que esto requiera pagará dividendos después.

Usted no resolverá estos aspectos de la noche a la mañana – requieren tiempo, reflexión y, en algunos casos, una buena sudada. Pero no deje que la complejidad de la tarea lo desanime para iniciar el proceso. Recuerde, mientras más pronto usted establezca todo esto, mejor será para usted.

El 13 de enero de 2003, Pat Summitt alcanzó un punto significativo que pocos entrenadores de basketball podían esperar alcanzar: ganó el juego número 800 de su carrera como entrenadora. Para ese momento, la célebre líder del equipo de Voley Ball femenino de la Universidad de Tennesse tenía 50 años de edad.

El éxito de la entrenadora Summitt puede ser atribuido a muchos factores – su conocimiento del juego, sus destacadas habilidades de líder, su espíritu competitivo, su habilidad para motivar a sus jugadoras, entre otros factores. Pero el hecho de que ella alcanzara la marca de 800 victorias a una edad relativamente joven está directamente enlazada a una cosa: Ella tomó las riendas del programa de basketball de las Damas Voluntarias (Lady Volunteers) cuando apenas tenía 22 años de edad.

En otras palabras, ella comenzó temprano.

Pocas personas tienen la oportunidad de alcanzar el tipo de reconocimiento público como lo ha acumulado la entrenadora Summitt durante su brillante carrera. Pero el Principio de Comenzar Temprano que empezamos a discutir en el boletín anterior de Leadership Wired aplica a todos desde ser “aspirante a entrenadora principal como llegar a ejecutivo corporativo, y todo lo que esté en medio de este rango.

La última vez comencé listando 10 puntos prácticos que todo joven líder debería hacer temprano en la vida – por lo menos para el momento en que cumpla 40 años de edad; cubrimos cinco:

  • Desarrollar una filosofía de vida.
  • Conocer sus fortalezas y sus debilidades.
  • Ordenar su vida familiar.
  • Establecer prioridades.
  • Prepararse físicamente.

Esos cinco aspectos son suficientes para mantener al líder más diligente ocupado por un tiempo, pero no hemos terminado. A continuación, el resto de la lista:

Aprenda – conozca su trabajo:

Capacítese y tenga confianza ahora; es mucho más fácil recuperarse de los errores y los fracasos cuando sé es joven. Además, mientras más preparado esté para lo que hace, más oportunidades usted tendrá para hacer crecer su carrera, para influenciar a otras personas y pasar (trasmitir) lo que usted ha aprendido.

Pague el precio:

No hay éxito sin sacrificio. Si usted tuvo éxito sin sacrificio, es porque alguien más pagó primero el precio. Si usted hace sacrificio y no tiene éxito, entonces usted puede estar seguro que alguien que vaya detrás de usted le arrebatará el éxito.

Desarrolle relaciones sólidas:

Usted no puede tener una vida rica sólo; las experiencias más gratificantes suceden con otras personas. No ponga tanta energía en el trabajo de manera que no le quede nada para sus amigos ni su familia.

Prepárese para el futuro:

Como a menudo lo digo, las opciones son una de nuestras comodidades más preciosas. No hay 100% de garantías, claro, pero haciendo elecciones financieras inteligentes cuando se trata de gastar, ahorrar e invertir aumenta la posibilidad de que usted tenga opciones después en la vida.

Encuéntrele sentido a su vida:

En mi libro “Your Roadmap for Sucess”, defino el éxito como “conociendo mi sentido en la vida, creciendo hacia mi máximo potencial y esparciendo semillas que beneficiarán a otros. Es difícil hacer la segunda y tercera parte de esa ecuación si no tiene la primera establecida, la cual es el por qué es tan importante comenzar su propósito en la vida tan pronto como sea posible en su carrera.

Trabajar en estas cosas – más los cinco aspectos presentados en la edición anterior – temprano en la vida mejora sus probabilidades de éxito porque le permite llevar la delantera. Otros pueden ser más inteligentes o más dotados, pero si usted comienza temprano, usted tiene una ventaja. Adicionalmente, como lo muestra la trayectoria de la entrenadora Summitt, comenzar temprano le permite acumular su éxito más o menos de la misma manera como cuando usted acumula su dinero habiendo comenzado a invertirlo a una edad joven.

Pero qué si usted ya pasó la línea de los 40? Qué si su cumpleaños número 40 fue hace tanto tiempo que casi no lo recuerda? El Principio de Comenzar Temprano aplicaría para usted?

Absolutamente. Tómelo de Dianne Osbourne, quien comenzó a vender cosméticos Mary Kay cuando tenía 60 años de edad. Después que me escuchó hablar acerca de comenzar temprano, me envió una nota que decía: “comenzar temprano en el mes, temprano en la semana, temprano en el día, porque veo el final en perspectiva y me está persiguiendo.”

Ella recuperaba el tiempo perdido, y usted también puede hacerlo. Si usted no ha implementado los 10 aspectos descritos anteriormente no pierda un día más. No me importa que usted tenga 45 ó 65 – no es tarde para comenzar. Como lo dice una de mis citas favoritas acerca de las personas que no comienzan temprano: “Aunque usted no pueda regresar y comenzar de nuevo, amigo, cualquiera puede comenzar ahora y hacer un nuevo final.

Contenido relacionado

Frases de John Maxwell

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *