Guías de Camino

Guías de Camino

Guías de Camino

Una tarde clara, llena de flores, brisa fresca, cantan los pájaros, ruidos de carros, voces altas y bajas; y yo aquí acostado en mi banco preferido con hambre, sed, sucio pero sobre todo muy sólo, triste, débil y sin voluntad; llevo años en este mismo banco.

(Se escucha la voz de un pordiosero diciendo:) Llevas años cosechando este tipo de vida;

El responde; y tú que me puedes aconsejar si eres igual que yo, un pordiosero.

-Somos todos iguales vestidos, desnudos, limpios sucios, gordo, flaco; pero hay algo que nos diferencia los unos a los otros.

¿ y que será?. Responde.

-Ven párate de ese banco y acompáñame.

No, llevo años aquí es lo único que conozco; además que me garantiza a mí que me va hacer bien el irme con usted.

-Te va a dar la diferencia y el poder de elección.

Es mejor que me lo digas tú y así no tendré la necesidad de irme de aquí; dice!

– Da el primer paso, párate de allí y tú mismo tendrás las respuestas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *