Claves para la vida

Claves para la vida

Claves para la vida

Seguramente Ud. tiene por lo menos un poco de amor, ternura y abundancia en su vida… Algunos no se sienten merecedores de tenerlo, es como si lo tuviesen por la gracia de Dios, pero no, si lo tienes, algo hiciste para tenerlo, aunque no estés consciente de cómo lo hiciste, las cosas no están allí por mera casualidad, es un asunto de causa y efecto.

Así que, ponga la lupa a lo que hizo que le ha permitido tener ese poco de amor, ternura y abundancia en su vida y hágase consciente de cómo lo hizo.

Comience desde ahora a hacer más de lo que le funciona, que le ha permitido tener ese poco de Amor, Ternura y Abundancia en su vida.

Deje de hacer lo que no le funciona, suelte el apego de hacer cosas que no funcionan, cosas que solo hace por costumbre, porque se lo enseñaron sus héroes o porque lo aprendió de alguna manera o porque le dijeron que así era que se DEBÍA de hacer, por que es la tradición, etc.

Comience también a hacer cosas que no se ha atrevido, pero que Uds. sabe que si las hace su vida va a mejorar. Atrévase entonces a tomar esos riesgos, que tal vez no los ha tomado por el temor de perder algo que ya tiene seguro, si no arriesga un huevo, nunca tendrá una gallina que ponga más huevos.

¿Cuántas veces te has estado quejando, porque no tienes lo que quieres, ya que no te atreves a soltar lo que tienes seguro e ir por tus sueños?

Por supuesto estamos hablando de riesgos lógicos, con sentido común, que por cierto es el menos común de todos los sentidos, bien sea porque tienen por lo menos un 50% de posibilidades de conseguirlo si haces un magnífico trabajo y también porque sabes por experiencia ajena, que se puede conseguir… Si otro pudo… ¿Por qué yo no?

Tal vez estás pensando que te estoy hablando de cosas materiales, es cierto, pero no es todo, también me estoy refiriendo a todas esas cosas no materiales que necesitas conquistar.

Sin embargo, habemos personas que nos resistimos a hacer cosas, que sabemos, que si las hacemos nuestras vidas funcionaría mejor.

¿Acaso no sabes que si te levantas temprano por las mañanas a hacer ejercicios su vida iría mejor?

¿Por qué no lo haces?

Quizás sea pereza, falta de voluntad, etc.

Pues esas excusas que te das, la pereza, la falta de voluntad, no es otra cosa que RESISTENCIA, si, resistencia a la vida, a la buena vida.

¿Qué pasa cuando resistes algo?

¿Qué síntoma aparece?

¿Alguna vez has sostenido un peso con tu mano? ¿Algo de peso considerable?

¿Qué resulta de esto?

Comienza a dolerte el brazo. Efectivamente el resultado de resistir en la vida es el DOLOR.

“DOLOR es el precio que pagas por RESITIR en la vida”

Pero eso no queda allí, DOLOR es la señal, que algo no está funcionando, el dolor nos avisa que posiblemente hay algo que cambiar en lo que estás haciendo, el dolor nos grita “CAMBIA” pero a veces no escuchamos y nos quedamos allí, haciendo cosas que no funcionan y eso duele.

Y ¿Sabes qué pasa luego si te quedas con el dolor por algún tiempo? La mano se te entumece, se duerme, el dolor se duerme y llega un momento que parece que no doliera, nos acostumbramos a vivir así.

¿Quiere decir que el dolor NO está?

¿Quiere decir que ya no nos hace daño?

El dolor SI está, pero está dormido, ya no nos damos cuenta que nos está dañando, pero allí está, ya no estamos consciente de ello, pero allí está haciendo su trabajo destructivo.

¿Tienes acaso personas en su vida que te caen mal? ¿Qué no las pasas? ¿Qué te caen gordas?

¿Sabes qué estás haciendo con esas personas?

Las estás resistiendo.

¿Le ha sucedido que esas personas que te caen mal, se las encuentra hasta en la sopa?

¿Tiene idea por qué sucede esto?

LO QUE RESISTE, PERSISTE Y DOLOR ES EL PRECIO QUE PAGAS POR RESISTIR LA VIDA

Dios te lo manda una y otra vez para que aprendas de TOLERANCIA.

Ahora bien, cuando te des cuenta que hay cosas que no están funcionando bien para ti, cámbialas, porque mientras más te tardas en hacerlo y cambiar, más te duele, recuerda, que el hecho que no lo sientas no quiere decir que ya no duela, si no que está dormido, te acostumbraste a vivir no efectivamente.

Uno de los resultados de no cambiar lo que no funciona en nuestras vidas es que terminamos metidos en problemas.

Y por lo general… ¿Cómo los seres humanos enfrentamos nuestros problemas?

Algunos evaden los problemas y tienen la sensación de haberlo resuelto, pero no, el problema está allí, solo fue una evasión.

¿Has evadido alguna vez algún problema?

Con el tiempo… ¿El problema te pega en la cara de nuevo? ¿Se te vuelve a presentar?

Recuerda… “Lo que resistes, persiste y dolor es el precio que pagas por resistir la vida”

Evadir, es una forma de RESISTENCIA.

¿Funciona evadir los problemas? No porque el problema está allí, no basta con ignorarlo.

Otra forma de enfrentar los problemas es analizarlos y analizarlos hasta que terminamos convencidos que el problema no es nuestro si no de otro… Culpamos a otro por nuestros problemas, nos hacemos las víctimas. Ellos me hicieron…

¿Y funciona usar nuestra inteligencia de esa manera, ser tan analíticos que terminamos culpando a los demás por lo que es nuestro problema?

No funciona porque el problema está allí, nos pertenece.

Una forma común de enfrentar los problemas es huir de ellos, nos encontramos con nuestro problema y huimos de él… ¿Has hecho alguna vez eso, huirle a los problemas?
¿Funciona? No, porque el problema está allí.

Pero la forma más sofisticada de enfrentar los problemas, es la que usan algunas personas que se la pasan tomando cursos de crecimiento personal, esos que se convencen que no hay nada que los puedan vencer y se encuentran con un problema y luchan con él porque no hay nada que los pueda derrotar….

¿Has luchado alguna vez con algún problema?

¿Cuántas veces has luchado con un problema y lo has puesto peor de lo que estaba?

¿Funciona luchar con los problemas?

Tal vez te estés respondiendo que Sí. Es que así es como nos enseñaron… “HAY QUE SER UN LUCHADOR.”

Luchar es resistencia y dolor es el precio que pagas por resistir la vida, por lo general lo empeoramos, quedamos cansados de tanto luchar. Sobretodo cuando el problema es otra persona y la queremos cambiar…

¿Has percibido lo que sucede cuando quieres cambiar a otra persona?

Se resiente contigo. Se empeora la situación.

Sin embargo, dentro de todo esto hay algo positivo… Si lo pudiste empeorar, Ud. tiene influencia sobre sus problemas, porque lo pudo poner peor…

Bueno, aplique la primera clave. Haga más de lo que funciona y deje de hacer lo que no funciona e intente hacer cosas que no ha hecho y que Ud. sabe que si lo hace su vida puede funcionar mejor.

Así que le sugiero que cuando se encuentre con un problema… no huya, no lo analice, no lo evada, no luche. Siéntese en el problema, pase a través de él buscando información para saber si puede tomar una acción correctiva o no y si puede hacer algo, tome acción, si no puede hacer nada, entréguelo a Dios y pase a lo que sigue.

Sin embargo, una de las cosas que bloquea tomar acción ante las cosas es que queremos entenderlo primero antes de hacer algo, antes de participar con sus problemas, y es que queremos primero entenderlo para luego participar y esto no es que esté mal del todo; sin embargo, muchas veces no funciona, porque nos quedamos paralizados de tanto analizar, de tanto pensar y nos metemos en un síndrome paralizante que se llama S.I.P.A.(Síndrome de Parálisis por el Análisis).

¿Sabe usted algo de electricidad? ¿Son ondas o son partículas?

Todavía los científicos del mundo no lo saben bien, tienen solo teorías al respecto.

Cuando llegas a tu casa y está todo oscuro ¿Qué quieres tener en ese momento?

¿Acaso te pones a pensar en ese momento si son partículas o son ondas?

Nada que ver…. Prendes la luz y listo. No necesitas entenderlo, tomas acción y ya. Participas sin necesidad de entender.

Así es la vida, hacemos y participamos de muchas cosas sin necesidad de entenderlo previamente, no quiere decir que entender sea malo, lo que se quiere dejar bien claro es que para participar, para tomar acción ante algunas cosas, no siempre hay que entenderlo primero.

¿Entiendes carro, cómo funciona?
No. Sacas la licencia, te montas en él y arrancas.

De hecho, la mayoría de las veces el entendimiento es el producto de la participación, ya que la participación le da la experiencia y la experiencia le da el entendimiento.

Sin embargo, hay creencias a nivel sub-consciente que limitan la participación de los seres humanos… Es como si tuvieses dos loritos, uno bueno y uno malo.

Uno que le dice, participa que tú puedes, eres muy bueno para eso, y otro que le dice: ni se te ocurra porque vas a fallar, vas a quedar en ridículo, no sirves para eso, vas a fracasar…

Cada vez que te planteas un reto… ¿Has escuchado a ese par de loritos?

¿A cuál lorito le prestas más atención? ¿Al bueno o al malo?

La vida se le pone de acuerdo a que lorito le prestes más atención.

Cuide su diálogo interno, fíjese a ver que se está diciendo continuamente y luego mire como está su vida… ¿Es un reflejo de lo que se dice?

¿Sabe por qué sucede esto?

Al pensamiento lo sigue la energía y a la energía lo siguen los resultados.

Pensamiento en los que persiste, crean estados de conciencia y estados de conciencia en los que persistes crean manifestaciones físicas.

Así como piensas, sientes, así como sientes vibras y así como vibras, atraes.

Nosotros creamos, provocamos y/o permitimos lo que nos pasa en la vida… Primero lo pensamos y luego lo creamos.

¿Cómo sería nuestra vida si me doy cuenta que, Yo Creo, Provoco y/o Permito lo que me pasa en la vida?

¿Seríamos más responsables?

¿Dejaríamos de ser las víctimas de las circunstancias, de las instituciones y de las personas?

En definitiva se siente bien Ser Responsable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *